LA GRIPE Y EL RESFRIADO

Muchas personas confunden la gripe y el resfriado  y es que presentan un origen diferente, ambas son infecciones víricas, que afectan a las vías respiratorias y que suelen tener una mayor presencia en esta época del año. Sin embargo, algunos síntomas nos pueden ayudar a identificar si estamos ante una u otra enfermedad.

 

 

En el resfriado los síntomas más frecuentes son goteo de nariz, que es una de las principales características del resfriado y puede estar acompañado de congestión nasal , estornudos, también puede aparecen irritación ocular dolor de garganta y tos.

Mientras que en la gripe los síntomas mas comunes son:

  • Fiebre alta.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de garganta.
  • Dolores musculares.
  • Tos seca.
  • Debilidad.
  • Cansancio

Otros síntomas menos frecuentes son:

  • Ojos llorosos.
  • Congestión nasal.
  •  Moqueo.

Se presenta una sensación de malestar generalizado que se apodera de nosotros cuando estamos atravesando una gripe.

El comienzo suele ser brusco y de uno a cuatro días después del contagio, escalofríos, malestar general, dolor de cabeza, garganta, dolores musculares, cansancio, tos, secreción nasal y, a veces, vómitos y diarrea.

Con la gripe suele aparecer fiebre y en algunos casos es muy alta, síntoma ante el cual se debe estar alerta por el riesgo de sufrir una infección.

 

Ante la misma conviene recordar que tener fiebre durante tres o cuatro días es normal, es señal de que tus defensas «luchan» contra los virus.

¿Cómo se contagia la gripe y el resfriado?

El contagio es principalmente:

  • Por el aire
  • Al hablar
  • Al estornudar

También puede contagiarse, al tocar un objeto donde se hayan depositado esas gotas con el virus y luego tocarnos los ojos, nariz o la boca con las manos.

Como prevenir de la gripe y el resfriado:

  • Lavarse las manos frecuentemente y en momentos clave, como después de sonarse la nariz, después de ir al baño, antes de comer y antes de preparar alimentos.
  • Limpiar las superficies de contacto, pomos, teléfonos, interruptores, cubiertos.
  • Utilizar pañuelos desechables.
  • Evitar el humo de tabaco.
  • Evitar el contacto con personas enfermas de gripe.
  • No vayas a sitios cerrados o las aglomeraciones ya que son lugares de fácil transmisión de virus.
  • En el caso de gripe es importante vacunarse en aquellos grupos de población en los que este indicado.

Una gripe o un resfriado mal curado puede pasar factura. Así que empieza a cuidarte desde los primeros síntomas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si actúas ante los primeros signos de malestar, será mucho más leve. No se trata de cortar, sino de reforzar tus defensas para que el combate sea rápido y el virus no haga estragos en tu organismo.

 

 

 

 

 

www.vivirmasymejor.com

Hasta el siguiente!