LOADING CLOSE

CUIDA EL CABELLO EN OTOÑO

El otoño es la estación de la caída de la hoja y también la época en la que el cabello se renueva con más intensidad. Este proceso tiene dos fases:

Fase telógena es la fase que se renueva el cabello que se encuentra de reposo y caída, por un pelo nuevo fuerte para su contiguo crecimiento que es la fase anágena. Esta caída se produce tanto en hombres como en mujeres, y no debe preocuparnos, es un proceso relativamente normal. Si vemos que el cabello que se va cayendo es sustituido por cabello nuevo.

Sin embargo, si detectamos que ese cabello se va cayendo poco a poco, si notamos que disminuye el grosor de la coleta, es cuando hay que acudir al especialista porque esta caída estacional puede estar ocultando un problema capilar.

 Ahora os damos unos consejos para reactivar tu cabello e intentar devolverle un aspecto normal durante esta época:

Aplica mascarilla una vez por semana, y aceites capilares para nutrirlo y darle más brillo.

Estos productos  hidratan con profundidad pero pueden provocar grasa en la raíz, por eso, es importante limpiar el producto siempre de medias a puntas y con abundante agua fijándote que no quede ningún resto de producto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También se pueden tomar complementos nutricionales que contengan entre sus ingredientes vitaminas (B y D), ácidos grasos esenciales, zinc, cistina o biotina.

 

 

 

 

 

 

Evitando el uso de gomas en el cabello o intentando no hacerse recogidos muy tirantes como trenzas o coletas (así solo consigues que el cabello se rompa más fácilmente)

No abuses del secador ni tampoco de las planchas, el cabello frágil se caerá más fácilmente que el sano. Además resecan y obstruyen los folículos pilosos (donde nace el cabello)

Recurre a masajes capilares: activan la circulación, aceleran su crecimiento y te los puedes hacer tu misma mientras te lavas la cabeza.

También puedes utilizar un champú anticaida indicado para esta época del año.

 

 

 

 

 

 

Apuesta siempre por tintes vegetales o naturales, cubren las canas perfectamente y no llevan ingredientes agresivos que debiliten la raíz de nuestro cabello.

 

 

 

 

 

 

 

 

Es muy importante tener una buena alimentación, añadir a nuestra dieta verduras, frutas, pescado, legumbres, carne y aceite de oliva.

Intenta lavarte el cabello con agua templada, el agua caliente deteriora el pelo. También es muy importante intentar no frotar el cabello durante el lavado ya que esa fricción puede causar daños.

Cepilla el cabello de forma suave, sin estirones.

Utiliza cepillos suaves y así evitas que el cabello se rompa.

 

 

 

 

 

 

www.hola.com

www.apivita.es

www.abc.es

 

 

 

 

 

 

 

 

×