LOADING CLOSE

ALCOHOL Y MEDICAMENTOS

Estamos a las puertas de la Navidad y con ella las interminables comidas y cenas, todas ellas acompañadas en muchas ocasiones de alcohol y medicamentos.Y aunque todos sabemos que es contraproducente, a veces conviene recordarlo.

 

 

 

 

 

Interacciones con los principales medicamentos:

Ibuprofeno: Entre los efectos adversos más conocidos de este fármaco está su irritabilidad gástrica, pues bien, su consumo junto con alcohol aumenta su capacidad de producir úlceras gástricas, por lo tanto lo mejor es no mezclarlos.

Paracetamol: en altas dosis, consumiéndolo durante largos periodos de tiempo, puede dañar el hígado, por lo que al mezclarlo con alcohol estaríamos potenciando su efecto y seria perjudicial para la salud.

 

 

 

 

 

 

Antibióticos: aunque el alcohol no interacciona de la misma manera con todos los antibióticos, siempre recomendamos no mezclarlos, ya que en algunas ocasiones el antibiótico pierde efecto o puede llegar a tener un efecto contrario, aumentando su efecto y potenciando su toxicidad.

Sedantes: Cualquier medicamento con efecto sedante sobre el sistema nervioso central como los antidepresivos, hipnóticos, ansiolíticos, relajantes musculares, analgésicos e incluso medicamentos para tratar la epilepsia pueden aumentar su efecto si lo tomamos con alcohol.

Por lo tanto mucho cuidado si vamos a conducir porque nuestra capacidad de reacción se verá muy reducida.

 

 

 

 

 

Antihistamínicos: muchos sabemos que tienen como efecto secundario la somnolencia. Con lo cual es lógico deducir que si lo tomamos junto con alcohol potencia su efecto, por lo que no se recomienda beber alcohol durante el tratamiento de alergias o el resfriado ya que muchos antigripales tienen en su composición un antihistamínico.

Anticoagulantes: todos los medicamentos para regular la sangre junto con alcohol pueden dar lugar a hemorragias internas o coágulos de sangre por lo que hay que evitar la combinación.

Aunque lo mejor para las personas que padecen diabetes o hipertensión es no beber bebidas alcohólicas ya que en algunos casos puede producir alteraciones de los niveles de azúcar en sangre o potenciar su efecto en medicamentos como el Enalapril.

Jarabes: en esta época del año que el frio nos trae además de resfriados, toses. Solo tenemos que mirar la composición de algunos jarabes para comprobar que llevan alcohol. Aunque la dosis es muy baja y por lo tanto segura hay que tenerlo en cuenta por los efectos secundarios que pudieran aparecer si lo tomamos con una copita de alcohol o una cerveza.

 

 

 

 

 

 

Desde la farmacia siempre recomendamos que no se debe beber alcohol mientras se esté tomando medicación por algún tratamiento. Para cualquier duda consulta a tu Farmacéutico.

 

 

 

 

 

www.higiacomunidad.es

 

 

 

 

 

 

×